9
Sep

Minimum Viable Product [MVP]

Escrito el 9 Septiembre 2009 por Mario López de Ávila en desarrollo de producto, metodologías

Recientemente tuve la oportunidad de debatir con un reducido [pero selecto] público acerca del concepto ‘Minimum Viable Product’ (MVP), una idea de la que se ha hablado bastante en los últimos meses en gran medida gracias a una entrevista que hicieron a Eric Ries los chicos de Venturehacks.  También los chicos de 37 signals, desarrolladores de servicios como Basecamp, han contribuido a popularizar el concepto [aunque no mencionen explícitamente el termino MVP] con la publicación hace unos años de su libro Getting Real [lectura obligada].

En estos momentos hay suficiente información disponible en el dominio público sobre MVP, desde una mini-guía elaborada por el propio Eric, hasta un buen artículo introductorio en la Wikipedia, como para que no sea necesario extenderse demasiado en esta entrada [pero al final lo haré, me conozco!].

En pocas palabras, el MVP es el producto o servicio que dispone del conjunto mínimo de funcionalidades necesario para obtener dinero Y realimentación de los clientes ‘tempranos’ [early adopters, pioneers, coolhunters, trendsetters, earlyvangelists etc… es decir, los individuos situados en el extremo izquierdo de la curva de adopción de una innovación].  Dicho de otra manera, un MVP es un medio para conseguir que tus clientes más ‘atrevidos’ financien un test de respuesta de mercado… así como posteriores desarrollos del producto.

Encontraréis un buen número de técnicas para trabajar de manera efectiva con un MVP con sólo googlear el término [el artículo de Wikipedia cita al menos dos, mientras que Eric Ries eleva el recuento hasta media docena].  De cualquier modo, lo que hay que tener claro es el concepto.  El MVP se puede entender como el “tamaño justo” de producto.  Es lo bastante completo como para resultar atractivo al cliente, pero no tanto como para que su lanzamiento constituya un riesgo significativo para la empresa.  Técnicamente, podríamos definirlo como aquel conjunto de funcionalidades que maximiza el Throughput frente al Riesgo [efectivamente, esta proporción se puede calcular, pero éste no es el mejor sitio para contaros cómo].

MVP se puede entender también como una estrategia-táctica para el desarrollo de nuevos productos, que se lleva a la práctica mediante iteraciones ultra-cortas del ciclo de desarrollo [‘release early, release often’].  Es una idea muy ‘agile’, estrechamente emparentada con enfoques de desarrollo software del tipo Test-Driven Development (TDD) [tal como lo veo, en TDD, primero escribes el test de la unidad funcional, luego codificas hasta que el test deja de fallar; con MVP, en cierto modo ‘vendes primero, construyes después’]. Eric relaciona el uso de MVPs con la gestión Lean [Lean como en Lean Manufacturing], pero también podríamos encontrar puntos de contacto con el trabajo del Coronel John Boyd, concretamente con su [archiconocido] OODA Loop, así con los planteamientos realizados desde la Teoría de las Limitaciones alrededor del flow management, sobre los que escribí en otra ocasión.

Hay quien considera el iPhone como un ejemplo de MVP, pero no estoy muy de acuerdo con esa afirmación.  Os propongo otro ejemplo.  En 2005 comenzamos a trabajar en la creación de una comunidad online para aficionados al pádel.  Prácticamente no disponíamos de presupuesto para financiar el desarrollo, así que de forma natural nos vimos abocados a adoptar un enfoque MVP.  Decidimos lanzar un servicio con el mínimo de funcionalidades que nos permitiera testear el mercado al tiempo que generar ingresos.  El momento decisivo fue, por supuesto, seleccionar dichas funcionalidades.  Terminamos por identificar tres, que años después sigo considerando la base de cualquier servicio de redes sociales [¿alguien se animaría a nombrarlas?].  Junto con alguna funcionalidad adicional, determinada por el carácter especializado de la comunidad, constituyeron nuestro MVP.

Como en cualquier planteamiento ‘agile’, tener una visión clara de la necesidad esencial que pretende satisfacer vuestro producto [o servicio] es clave para el éxito.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar