3
Jun

La PDA del emprendedor

Escrito el 3 junio 2009 por Firma invitada en emprendedores

Sobre el autor

Miguel Quintana es otro de los emprendedores concursantes en esta VIII edición del concurso Banespyme-Orange.  Después de una etapa formativa que le llevó a Japón y Estados Unidos, creó en 2007 la empresa O3 Wellbeing Solutions, especializada en servicios de formación a empresas y productos psico-tecnológicos.

Durante algún tiempo, ha existido el debate de si ciertas actitudes como la determinación o el ser pro-activo pueden ser entrenadas, o son características innatas de las personas. En el emprendimiento, surge la misma disyuntiva: el emprendedor ¿nace o se hace? Hoy por hoy, se tiene en cuenta mayoritariamente una respuesta que integra ambas visiones.

Las actitudes del emprendedor, afortunadamente no son solamente innatas; también se pueden adquirir y entrenar. Muchas podrían ser las actitudes de un emprendedor de éxito. Si tratáramos de hacer una lista de las tres principales, éstas serían sin duda: la pasión, la determinación y la ambición.

La pasión moviliza al emprendedor. Lo natural es que esa pasión se materialice en la puesta en acción de una idea o proyecto. En ocasiones la pasión no siempre brota y el que emprende se puede encontrar en un estado de apatía, desánimo o desmotivación que limiten su visión. Ilusión, entusiasmo y vitalidad son la energía que acompaña a la pasión por emprender.

Por otra parte, la determinación es el motor de empuje, activado por la auto-motivación y movido por la auto-disciplina. El factor de la constancia y la perseverancia es fundamental para superar las dificultades a las que todo emprendedor se enfrenta en su labor como pionero o líder de un equipo o un proyecto.

Y finalmente la ambición, que le hace alcanzar logros y seguir planteando nuevas metas. Iniciar una nueva línea de negocio, mejorar un producto o reformular lo ya establecido son retos que se pueden llegar a presentar. Sin embargo, la ambición tiene un componente de peligro, y es que puede llegar a contaminarse de elementos que la transformen en codicia o en simple deseo por alcanzar la fama.

Pasión, determinación y ambición constituyen pues la PDA que debe tener todo emprendedor siempre a mano. Una herramienta actitudinal de gran utilidad para todo directivo o empresario en su labor como líder. Tres ingredientes básicos que pueden combinarse con otros complementarios como la empatía, el optimismo, la asertividad o la creatividad para dar forma a uno mismo, a una idea o a un proyecto.

Comentarios

Pablo 4 junio 2009 - 21:29

Muy bueno, Miguel. Muy interesante reflexión. Con esta PDA y un poquito de suerte…

Un saludo,

Elena 5 junio 2009 - 10:42

“El emprendedor, nace o se hace?” Quizá por deformación profesional me lleva a la afirmación: “carácter=genes+ambiente”, pero ¿en qué proporción?”. Afortunadamente, se va abandonando cada vez más la idea determinista de que nacemos de una manera establecida y fija, y se aboga más por la capacidad de convertirse en lo que uno quiere ser.
Pasión, determinación y ambición… Apuesto a que la PDA será una herramienta fundamental para que todo emprendedor pueda lograr sus objetivos.

Suerte!

Ana 12 junio 2009 - 15:09

Me gusta la asociación que haces de un término tecnológico (PDA) con conceptos de cualidades humanas (pasión-determinación-ambición). Creativo y fácil de recordar. Tendré en cuenta esta reflexión para mis proyectos como emprendedora. Gracias y hacia adelante.

Tina 29 junio 2009 - 19:06

Me ha llamado la atención el planteamiento de que estas tres actitudes se pueden entrenar. Para muchas personas el poder adquirir una cualidad como la pasión abre nuevos horizontes hasta el momento no sospechados. ¿Es aplicable este planteamiento en las empresas de hoy en día? Seguro que sí, sobre todo en estos tiempos de desaliento, falta de confianza y espíritu constructivo que corren. ¿Crees que la PDA nos ayudará a visionar un futuro mejor diseñado por nosotros mismos?

Miguel Q 20 agosto 2009 - 09:34

Estimada Tina, en referencia a tu cuestión planteada respecto a si la PDA del emprendimiento puede ayudarnos a visionar un futuro mejor; estoy convencido de ello y que además de permitir visionar, nos permite materializar.

Se trata de un -mindset- forma de pensar que presenta una predisposición para la acción originada por el motor de la pasión.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar